Un nuevo triunfo se anotó Mosquito Picarón en los pastos de Club Hípico de Santiago, el fina sangre esta vez ganó el Clásico Servicio Agrícola Ganadero, carrera de 1.600 metros para caballos de tres años y más.

Durante la primera parte de la carrera el pensionista de Oliverio Martínez se mantuvo secundando a Sparafucile, ejemplar perteneciente al Stud Laguna Blanca que lideraba la prueba. Sin embargo, al girar la curva el hijo de Riyadian aprovechó un espacio y ganó metros por el centro de la pista, haciéndose así del primer lugar del grupo, posición que no dejó hasta cruzar la meta.

Finalmente el defensor de los colores del Stud Los Triles venció a Umamichi por 1 ½ cuerpo logrando un tiempo de 01.33.07.

Este triunfo es especial, no sólo porque con él obtuvo caballo de plata, al ser la tercera victoria consecutiva en la misma pista, sino porque también es la segunda vez que Mosquito Picarón se anota como vencedor de este clásico, al obtenerlo  por primera vez el año 2012.

Cabe destacar, que en esta oportunidad completaron el podio Frangelino junto a Ariel Varas en las riendas y Don Dionisio con monta de Fernando Díaz, quienes llegaron en tercero y cuarto puesto respectivamente.

Con facilidad Goza Ad Libitum se llevó todos los aplausos al vencer en el Clásico Condicional “Dórticos”, carrera de 1.400 metros  en arena reservada para machos de tres años.

Al girar la curva, el hijo de Scat Daddy adelantó por el centro de la pista a Disruptivo, ejemplar que lideró la primera mitad de la prueba. Desde ahí el pensionista de Juan Pablo Baeza se lanzó con todo su poderío a la conquista del Clásico.

Tal fue la fuerza que imprimió en tierra derecha que el ejemplar conducido por Alejandro Maureira logró tener 2 cuerpos y medios de ventaja de Greiff su más cercano competidor. Fue así como Goza Ad Libitum logró un tiempo de 01.23.04, obteniendo su segundo triunfo consecutivo.

Con esta victoria quizás el pensionista del Stud Matriarca comienza a pensar en los próximos desafíos para la generación.

Es importante señalar que en esta oportunidad completaron el podio Topísimo con su jinete Elías Toledo en el tercer puesto, mientras que el cuarto lugar lo obtuvo Dimanche junto a Héctor I. Berríos en las riendas   

Con una llegada de infarto, Pyrat se llevó todos los aplausos al adjudicarse el Clásico Congreso Nacional, carrera de 1.300 metros para caballos de 3 años y más.

Si bien el defensor del Stud  Arcangel lideró la carrera de principio a fin, al llegar a tierra derecha todos los ejemplares comenzaron su ataque, por lo que el pensionista de Juan Pablo Baeza  tuvo que echar mano a lo mejor de su repertorio para defender el primer lugar. Fue así como protegió  su posición frente a la poderosa arremetida que realizó en los últimos metros  Urko, caballo perteneciente al Stud Carampangue.

De esta manera el ejemplar dirigido por Alejandro Maureira se quedó con el Clásico, al vencer al hijo de Pure Prize por pescuezo  en un tiempo de 01.14.84.

Este triunfo tiene bastantes particularidades, ya que  es el séptimo triunfo consecutivo del ejemplar, de los cuales los cinco anteriores fueron a una distancia de 1.200 metros, por lo cual es la primera victoria del año en una distancia diferente. Además,  es la primera carrera con categoría de clásico que gana este hijo de Sir Cat, con lo cual este ejemplar cambia de categoría.

Cabe destacar que en esta oportunidad completaron el podio Rocaman con Héctor Barrera en las riendas y Nepomuceno con monta de Ariel Varas, en tercer y cuarto puesto respectivamente.