Con gran ventaja  Tía Julia se adjudicó el Clásico Belle Watling, carrera de 2.000 metros para hembras de tres años y más.

La hija de Tumblebrutus al salir del partidor intentó rápidamente tomar el liderazgo de la carrera, para lo cual avanzó rápidamente en los primeros metros de la carrera para superar a Fantasticat, ejemplar que tenía la punta del grupo en ese momento y que luego secundaría por gran parte de la prueba a la pensionista de Alejandro Padovani.

Al entrar a tierra derecha la ejemplar conducida por Fernando Díaz aumentó la distancia con sus más cercanos competidores, debido a la gran potencia que le imprimió a cada uno de los trancos que daba.

Finalmente la defensora de los colores del Stud  Haras  Mocito Guapo venció a Anucci, fina sangre que realizaba un tardío ataque, por 3 y ½ cuerpos en un tiempo de 01.59.13.

Con este triunfo Tía Julia no sólo gana su segunda carrera consecutiva en menos de diez días, sino que también se inscribe como carta clásica, al obtener su primera carrera estelar.

Cabe destacar que completaron el podio Fantasticat junto a Jaime Medina en las riendas en tercer lugar, mientras que el cuarto puesto lo obtuvo  Super Ese con su jinete Ariel Varas. 

Demostrando que las carreras de largo aliento son lo suyo, El Faraón se adjudicó el Clásico Grupo III La Copa,  carrera de 2.400 metros para caballos de tres años y más.

El hijo de Dushyantor lideró la carrera de principio a fin, no tuvo contemplaciones al tomar la punta del grupo en los primeros metros de la prueba, sin dejar que ninguno de los demás competidores pudiera arrebatarle la posición.

El pensionista de Sergio Inda, sólo se vio en peligro al pasar el poste de los últimos doscientos metros, cuando Mongasi se acercaba peligrosamente por los palos, sin embrago el defensor de los colores del Stud  Don Bermesi imprimió más potencia a sus trancos y volvió a distanciarse de sus más cercanos competidores.

Finalmente el fina sangre conducido por Héctor I. Berríos, se quedó con la carrera estelar al vencer a El Peumo por 1 ½ cuero en un tiempo de 02.26.86.

Con este triunfo El Faraón se gana su carrera de mayor categoría y se inscribe como un sólido fondista en los pastos de Club Hípico de Santiago.

Es importante destacar que, en esta oportunidad completaron el podio El Tepe con  Luis Torres en las riendas, mientras que Bum Bum Chiquibum quedó en cuarto puesto con su jinete Gonzalo Ulloa. 

El hijo de Scat Daddy demostró que tiene sangre de campeón al adjudicarse el Clásico que abre los fuegos en la competencia por el liderazgo de la generación.  

Todos los años los nuevos protagonistas de la generación, hacen su debut en el Clásico Debut de Potrillos, carrera de 1.000 metros reservada para machos de dos años.

Es justamente en esta carrera cuando comienzan a vislumbrar las aptitudes de los futuros crack del turf nacional, es por eso que la expectación del público hípico se posó sobre los trece participantes de esta prueba.

Esta vez salieron todos del partidor con la esperanza de convertirse en el nuevo líder de la generación. Sin embargo, todas las miradas se fijaban en la disputa por el primer lugar que sostenían los hijos de Rock of Gilbraltar, Dark Rock y  Fast Rock, al entrar a tierra derecha. No obstante al pasar el poste de los últimos cuatrocientos metros, uno metros más atrás de los líderes de la carrera, comenzaban al mismo tiempo su ataque Tata Quique, por los palos y Pinipalo por el centro.

Ambos ejemplares se trenzaron en un mano a mano que terminó con Pinipalo adjudicándose la competencia al vencer al defensor de los colores del Stud Linlinao por pescuezo en un tiempo de 0.57.61.

De esta manera, el pensionista de Oliverio Martinez se adjudicó el primer clásico para los ejemplares nacidos durante el 2012, quedando inmediatamente como favorito para las próximas carreras de la generación.

Cabe destacar que, en esta oportunidad completaron el podio Omar Sharif junto a su jinete Víctor Cifuente en tercer lugar, mientras que el cuarto puesto fue para Querido Lucho con monta de Jorge A.Gonzalez.