Image title

El hijo de Mastercraftsman ganó el Longines Gran Premio Latinoamericano, triunfo que mantuvo el invicto de Club Hípico como local en esta tradicional prueba del turf sudamericano.

En una emocionante carrera, ganó el representante del Stud La Pacita, quien se adjudicó los 2.000 metros del Longines Gran Premio Latinoamericano, y de paso, se convirtió en el mejor caballo del continente.

Le daban el título de favorito absoluto al hijo de Mastercraftsman, quien llegó con una notable campaña para llevarse los 2.000 metros del Latinoamericano 2019 y respondió en la cancha. Como es tradicional, ante un gran marco de público se desarrolló la versión XXXV del clásico Longines Gran Premio Latinoamericano. Carrera donde participaron los mejores caballos del continente, quienes brindaron un atractivo espectáculo que se reflejó con el fervor de los asistentes en los metros finales.

Faltando minutos para las 19:10 horas y con la presencia de la Banda Montada del Ejército, que brindó al espectáculo la jerarquía que esta prueba merece, entonaron el himno nacional, que fue entonado por todos los presentes en la previa de la largada.

Se dio la partida y el público no quitó la vista de la pista carrera, fueron 1 minuto y 56 segundos de absoluta concentración en lo que sucedía en la pista de Club Hípico. Al entrar a tierra derecha el aliento del público fue ensordecedor y el puntero de la prueba Brown Storm se afirmaba en la punta, pero el pupilo del preparador Guillermo Aguirre y que fue dirigido por el Jinete del momento Jeremy Laprida, estuvo intratable, atropellando con fuerza y potencia, cruzando la meta con tres cuerpos y 3/4 de ventaja a su favor.

El flamante campeón, fue escoltado por Nombar quien relego al tercer lugar a Brown Storm, y cerró la tabla final Penn Rose. De esta manera, Ya Primo inscribe su nombre en la historia de turf sudamericano al ganar la máxima prueba de la hípica latinoamericana.