Image title

El hijo de Aragon II, unió partidor y meta en los 1.700 metros del Clásico Republica Argentina, alcanzando su primer triunfo clásico de la temporada en nuestras pistas.

El oriundo del Haras Dadinco, demostró porque venía peleando las ultimas competencias, ratificando por el buen momento que pasa, donde sacó a relucir todo su repertorio uniendo partidor y meta.

El  pupilo de Cristian Urbina, desde la partida, salió a imponer su característica modalidad de correr, tomando la punta desde la apertura del partidor, marcando el ritmo de carrera, con parciales de 25.25 para cuatrocientos metros, los ochocientos en 49.34, mil doscientos en 1.12.00, cruzando el disco en un tiempo final de 1.40.68 para 1.700 metros.

“Gran Mati”, bajo la conducción de Joel Albornoz, tomó el liderazgo desde un comienzo, al llegar a los últimos cuatrocientos metros por la línea interna de la pista, se desprendió por más dos cuerpos de sus rivales, haciendo infructuosa la arremetida del ejemplar “Del Bosque”, quien no logró dar alcance a la pensionista del Stud Monte Olimpo, llegando en segundo en lugar.

La tabla final la completaron “Palomo Infiel” en tercer lugar, y en cuarta posición arribó “Greiff”.